Facebook
Instagram
Pinterest
Spotify

Campos do Jordão: una ciudad europea en Brasil

DestinosPortadaViajeros
Ubicada a 160 kilómetros de la inmensa São Paulo, es una cálida ciudad elegida por los brasileros al momento de buscar un poco de frío después de tanta playa.

Al igual que la gente que vive todos los días en lugares de mucho frío, los habitantes de Brasil también se cansan de la playa y el sol. Es por eso que van en busca de opciones más invernales para poder darle vida a sus camperas y botas que, por lo general, no usan durante el año.

Y Campos de Jordão es uno de esos lugares. Ubicado a 160 kilómetros de la inmensa São Paulo, esta ciudad de 50.000 habitantes se destaca por sus paisajes centroeuropeos y, sobre todo, por sus bajas temperaturas, que llegan a ser de un grado en temporada de invierno.

Callecitas pintorescas, casas estilo suizo – alemanas y acogedores barcitos, caracterizan a Campos de Jordão. Pero no es solo eso. Un tren que pasa por el medio de la ciudad, que cada día es fotografiado por cientos de personas, y jardines delicadamente decorados, con árboles muy verdes y flores multicolores que parecen salidas de un cuento.

Foto: Revista Milénica.

Qué hacer en Campos de Jordão

De día y de noche, esta ciudad euro – brasilera propone variadas opciones.

Hacer una recorrida general es imprescindible como primera actividad turística. Su centro comercial es maravilloso y, como hace frío durante casi todo el año, sus bares y casas de té invitan a disfrutar de una merienda calentita para recuperar el calor corporal.

Foto: Revista Milénica.

Es preferible visitarla en días de semana, o bien, en fines de semana comunes, evitando los feriados largos, ya que es cuando los turistas brasileros de las ciudades cercanas aprovechan para hacerse una escapadita.

Contemplar las casas estilo suizo – alemán es una de las cosas que no podés dejar de hacer en Campos do Jordão. Desde los hogares familiares hasta los locales comerciales, las fachadas son lo que más resalta. Puertas y ventanas prolijamente decoradas con macetas y flores de colores llaman la atención a cada paso.

Por la noche, los bares y restaurantes esperan ansiadamente con sus platos típicos y los ambientes bien calefaccionados. Cerca de las 19, la gente empieza a recorrer las callecitas en busca del mejor lugar para disfrutar de un buen menú. Si justo caés en un fin de semana largo o en fechas especiales como las Fiestas Juninas de Brasil, lo mejor es que reserves con anticipación, para no quedarte con ganas de cenar afuera.

“Amantikir, jardines que hablan”

Así se llama este impresionante espacio natural ubicado en Campos do Jordão. Decenas de especies de árboles y flores, y lagunas artificiales, decoran este jardín gigante de 35 mil metros cuadrados. En su interior hay 22 jardines inspirados en 12 naciones diferentes, donde cada una cuenta sobre la cultura del país en cuestión.

Amantikir. Foto: Revista Milénica

Inaugurado en 2007, Amantikir invita a explorar los sentidos, recorriéndolo de punta a punta. Caminos señalizados por árboles y plantas conducen a los distintos jardines culturales donde aparecen rústicos puentecitos que pasan por encima de plantas acuáticas y un enorme laberinto para perderse por horas.

Foto: Revista Milénica.

“Baden – Baden” 

Es la fábrica de cerveza artesanal de Campos do Jordão. Para conocerla más en profundidad, es necesario ser parte de las visitas guiadas, que van saliendo por grupos en distintos horarios del día.

Durante el recorrido se explica el proceso de fabricación de cada cerveza y se visitan las instalaciones de la fábrica, incluyendo una degustación final.

Recorrida por Baden – Baden. Foto: revista Milénica

Otras atracciones

Si estás con tiempo, podés visitar Pindamonhangaba, una ciudad histórica que se encuentra a 40 kilómetros de Campos do Jordão.

Pindamonhangaba. Foto: Revista Milénica.

También podés viajar a conocer la Pedra do Baú, una formación rocosa ubicada en São Bento do Sapucaí, a unos 25 kilómetros de Campos. Allí se pueden apreciar hermosos atardeceres, viendo el sol cayendo detrás de la gran piedra.

Pedra do Baú. Revista Milénica.

2
Me enamoraMe enamora
0
Me gustaMe gusta
0
Me divierteMe divierte
0
Me asombraMe asombra
0
Me entristeceMe entristece
0
Me enojaMe enoja
Gracias por reaccionar!