Facebook
Instagram
Pinterest
Spotify

Caribe Brasilero: un destino imperdible

DestinosPortadaViajeros
Aguas cálidas y cristalinas caracterizan a las playas del estado de Alagoas en el nordeste de Brasil. Si estás pensando dónde pasar tus vacaciones, este es uno de los lugares más lindos de nuestro país vecino.

Casi llegando a Recife, a tan solo 250 kilómetros, se ubica Maceió, una ciudad de casi un millón de habitantes que cuenta con mucha historia, playas increíbles y una maravillosa vida nocturna.

Hace un tiempo tuvimos la oportunidad de conocerla, y nos quedamos sorprendidos con los hermosos paisajes, su cultura y la gente oriunda del lugar. Fuimos en abril, un mes recomendable para disfrutar en esa zona, ya que hay bajas probabilidades de lluvia y el sol no está tan fuerte como en enero y febrero.

El centro de Maceió

Si llegaste a Maceió, vale la pena conocer su centro comercial. Si tu hotel o departamento se encuentra cerca de la playa, lo mejor es tomarse un ómnibus local que te deje en el centro. En 15 minutos estarás ahí sin problema. ¿Un consejo? Armate de paciencia, porque cientos de personas caminan todo el tiempo, a cualquier hora, yendo de un lado a otro sin mirar a quien viene de frente.

Calles infinitas con miles de puestos de ropa, comida, frutas y verduras, y hasta zapateros que arreglan los calzados en pocos minutos. Si vas en verano, tené en cuenta que hace muchísimo calor, y si caminás sobre el pavimento en altas horas del día, es esencial pasear con una botella de agua fresca y bien liviano de ropa.

Podés visitar la Catedral Metropolitana, una imponente construcción histórica que vale la pena conocer. Otra de las visitas obligadas es el Museo Théo Brandão de Antropología y Folclore, donde podés conocer más sobre la historia del arte y la música de Maceió, las figuras que marcaron

Las “praias” más lindas

Punta Verde, Pajuçara y Jatiuca, son las tres playas que bordean a la ciudad de Maceió. Las tres son muy lindas, cálidas y con una transparencia incríble. Si buscás aguas tranquilas, te recomendamos Punta Verde y Pajuçara. Pero si querés olas más inquietas, podés disfrutar de Jatiuca. Y si lo que estás buscando es disfrutar la vida al aire libre, música y diversión, la mejor es Punta Verde, rodeada de barcitos, heladerías y restaurantes que funcionan desde temprano hasta la madrugada, todos los días.

Punta Verde, una de las playas más lindas de Maceió.

 

De compras por Maceió

Si te gusta salir de compras, o simplemente mirar vidrieras, te recomendamos Maceió Shopping, un lugar amplio y moderno, que alberga a las grandes marcas. Con un variado de patio de comidas, se puede disfrutar de comida rápida, almuerzos y cenas más elaborados y postres de todo tipo. La ciudad cuenta con más centros comerciales, un poco más alejados de la playa, como Maceió Parque Shopping y Shopping Patio Maceió.

Si preferís las ferias y los productos más artesanales, te recomendamos la Feria de Artesanos de Pajuçara, un enorme mercado donde podés encontrar desde indumentaria, calzados, hasta productos para decorar el hogar. Súper recomendable.

Gastronomía en Alagoas

La comida en Brasil es muy parecida a la nuestra, con algunas excepciones que caracterizan su tradición culinaria. Generalmente almorzábamos en la playa, algún sándwich o comida al paso que podés conseguir sin problemas. Por la noche, como el hotel en el que parábamos no contaba con restaurante, elegíamos cenar afuera, en bares, comedores o pizzerías. Hibiscus Alagoas y Lopana son algunos de nuestros barcitos preferidos en la playa. Pero si buscás algo más alejado, la Avenida Antonio Gomez de Barros (perpendicular a la calle de la costanera) es un hermoso paseo gastronómico que brinda innumerables opciones a la hora de comer.

Si querés disfrutar de un rico café, te recomendamos Nakafa, una cadena de cafeterías que ofrece exquisitos postres y tortas, ubicadas en distintos puntos de la costa de Maceió.

Excursiones para no perderse

Todo el tiempo y a cada lugar que vayas, te van a ofrecer cientos de paseos para conocer las playas cercanas a Maceió. Pero analizá bien cada propuesta, tanto en servicio, como en horarios y costos, a ver cuál es la que más te conviene.

Nosotros hicimos varias excursiones durante el viaje y nos animamos a aconsejarte sobre cada una.

Maragogi: Sin duda alguna, uno de los mejores paseos que ofrece Alagoas. Una vez que estás ahí, una pequeña embarcación te llevará hasta las piscinas naturales de Maragogi, mientras cantan y hacen juegos a cargo de los animadores.

Maragogi, un paseo imperdible.

El lugar es soñado: aguas cálidas, transparentes y cientos de peces de todos los colores y tamaños van de un lado a otro. Arriba de la embarcación podés alquilar el equipo de snorkel para disfrutar el maravilloso fondo del mar.  Cien por ciento recomendable.

Praia de Paripueirá: su arena fina y aguas cristalinas de agradable temperatura y con poca profundidad. Su zona sur es muy frecuentada por los amantes de la pesca y el submarinismo. Acá se pueden hacer paseos en catamarán y barcas hacia las piscinas naturales que se forman en la marea baja a 2 kilómetros de la costa.

Paripueirá, paraíso entre el cielo y el mar.

Uno de los paseos que se ofrecen en este lugar es “Carro Quebrado” El paseo en barco por el medio del océano es muy lindo, pero al llegar a destino, nos decepcionamos un poco. Las aguas, siempre cristalinas, estaban llenas de algas, lo que impedían poder disfrutar del mar. Pudo haber sido el momento del año, hay que tener en cuenta que la corriente marítima va cambiando según las épocas y las tormentas.

Praia do Francés: es uno de los lugares más visitados por los turistas que eligen Alagoas para vacacionar. Con aguas tibias y transparentes, el lugar cuenta con una gran variedad de bares y restaurantes que bordean la playa. Una de las desventajas, es la cantidad de embarcaciones, veleros y kayak que dan vueltas, lo que impide poder disfrutar a pleno del mar. ¿Lo bueno? Podés ver hermosos peces de todos colores desde arriba del agua, sin necesidad de usar snorkel.

Barra do Sao Miguel:

Una playa realmente hermosa, con un arrecife natural en medio del mar donde rompen las olas, lo que hace que se estanque el agua y quede una piscina sobre la orilla. Lo mejor es disfrutar del pequeño arenal que se forma en el medio, donde podés instalarte a contemplar el paisaje hasta después del mediodía, cuando el mar empieza a crecer y tapa la arena. Es un lugar ideal para los niños, ya que son aguas de una profundidad muy playa, aproximadamente de 40 centímetros de alto.

Aguas azules de Praia do Francés.

Praia do Gunga:

¡La mejor de toda la región! El color azul y la calidez del agua, hace que sea la más elegida de la zona. Olas grandes que avanzan más y más, hasta cubrir casi toda la playa, la cual forma una especie de península. De un lado la tranquilidad del río transparente y del otro lado, la furia del impresionante mar. Ferias y puestos de ropa, artesanías y “lembranças” (recuerdos) del lugar para elegir y regalar.

La única desventaja es la enorme cantidad de turistas que llegan a Gunga, lo que hace que se convierta en una especie de restaurante al aire libre que bordea toda la playa.

6
Me enamoraMe enamora
4
Me gustaMe gusta
0
Me divierteMe divierte
0
Me asombraMe asombra
0
Me entristeceMe entristece
0
Me enojaMe enoja
Gracias por reaccionar!