Facebook
Instagram
Pinterest
Spotify

Casita del Niño: un espacio de amor y enseñanza para los más pequeños

Historias mínimasPortadaSolidarios
La Casita del Niño es un comedor que se encuentra ubicado en el barrio Barranquitas de Rafaela. En él, los pequeños se alimentan diariamente, pero también es un espacio donde se enseñan valores y se brinda apoyo emocional.

Inaugurada en el año 1996, hoy en día sigue albergando, afortunadamente, a niños del barrio, los cuales acuden a cumplir dos comidas diarias, indispensables para que puedan desempeñarse a la hora de ir a la escuela.

Tuvimos la fortuna de visitarlos y de charlar con Silvia, integrante de la comisión, quien nos contó qué realizan en la casita desde hace más de 20 años. Silvia es también voluntaria en el sector de la despensa, acomodando la mercadería que ingresa al comedor, junto con los útiles escolares, los cuales reparte a medida que los chicos necesitan.

¿Cuándo y quiénes fundaron la Casita del Niño?

La Casita fue fundada el 15 de junio del año 1996 por el Padre Idelso Re, de la Catedral San Rafael, y el Padre Héctor Casale, de la Capilla Cristo de Mailín. Hoy cuenta con 20 niños, un número que tratamos de mantener porque lamentablemente más no podemos recibir, ya que el lugar no es lo suficientemente grande.

¿Cuál fue el objetivo en ese momento para fundarla?

El objetivo fue contener a los chicos que estaban en situación de riesgo. La idea empezó para los padres que trabajaban para que sus niños no anden en la calle, mientras no estaban en la escuela.

¿Qué es lo que se les brinda a los niños?

Desde que se inaugura la Casita, existía el comedor, que siempre se mantiene con ayuda de voluntarios. Los nenes que van a la escuela por la tarde llegan de mañana, desayunan, se bañan, hacen las tareas, almuerzan y van a la escuela. Lo mismo pasa con los chicos que llegan al mediodía de la escuela, todos almuerzan juntos.

Cada día disfrutan de dos comidas completas. Los fines de semana, como, gracias a Dios, siempre hay gente solidaria que dona alimentos, las familias se llevan un bolsón de comida con lo que hay, sobre todo leche para que los chicos no se queden sin comer o coman mal.

A veces se reparten elementos de higiene y útiles escolares. Los ayudamos con las tareas y cada tanto se hacen actividades específicas en algún momento del año. Les damos prioridad a los niños, pero, si percibimos que hay algún problema en la familia, colaboramos. Generalmente contamos con un psicólogo que nos ayuda en el tema.

¿Cuáles son los valores que les enseñan a los chicos?

A veces no podemos solucionar los problemas de todos, pero siempre tratamos de enseñarles a los niños y a sus familias cómo llevar adelante los problemas. La educación que damos está fundamentada en valores cristianos, principalmente en ayudar al otro.

Si alguien necesita una puerta o una ventana, les enseñamos a dónde tienen que ir para que puedan arreglarla, dónde pueden conseguir materiales. Tratamos de no darles todo, porque así no van a poder aprender a cumplir sus necesidades.

También les inculcamos valores como la responsabilidad. A las familias les dimos bolsos con su nombre y ahí les servimos la comida para que tengan el fin de semana. La consigna es que cuando llega el día jueves, si no traen el bolso o el mismo no está en buenas condiciones, no se les otorga la comida.

¿Qué necesidades tienen hoy en día? ¿Cómo puede colaborar la gente?

Somos muchos los que empezamos hace unos años, pero necesitamos siempre voluntarios. Las personas jóvenes que se unen para colaborar ya no pueden seguir haciéndolo cuando consiguen trabajo, y es entendible porque no cuentan con el tiempo suficiente.

Hacen falta personas para la higiene, para limpiar el comedor. Además, en cuestiones de alimentos, pueden colaborar con lo que sea, la leche es primordial y también recibimos ropa. Todo es bienvenido.

¿Querés ayudar a los niños de “La Casita”?

Comunicate al 03492 44-1187

 

¡Enterate de todo lo que hacen!

Facebook: Casita del Niño Rafaela

 

2
Me gustaMe gusta
1
Me enamoraMe enamora
0
Me divierteMe divierte
0
Me asombraMe asombra
0
Me entristeceMe entristece
0
Me enojaMe enoja
Gracias por reaccionar!