Facebook
Instagram
Pinterest
Spotify

Las diez playas más increíbles de Brasil (según Milénica)

DestinosDestinosPortada
Sin dudas, Brasil es el lugar más elegido por los argentinos al momento de pensar en vacaciones. No solo por la cercanía que nos une como países vecinos, sino también por los precios accesibles que podemos encontrar si queremos disfrutar buenas playas.

Pareciera que estar encerrados en casa y sin poder viajar tanto como quisiéramos, nos obliga a pensar en nuestros próximos destinos y a preparar nuestras tan ansiadas valijas que ya no dan más de ganas de volver a rodar por el mundo.

En este tiempo de cuarentena, varios lugares se nos vinieron a la mente para volver a visitar apenas todo esto se acomode y podamos salir nuevamente a las rutas.

Uno de ellos es Brasil, al cual tuvimos la fortuna de visitar tres veces ya en nuestras vidas.  Entre todas las playas que conocimos, hicimos una selección de las diez mejores que, a nuestro parecer, debes tener en cuenta en tu próximo viaje a este hermoso y alegre país. ¡Tomá nota!

Praia Pontal do Atalaia (Arraial do Cabo)

Es una de las tantas paradisíacas playas que integran la ciudad de Arraial do Cabo. Aguas turquesas, cálidas y transparentes que invitan a nadar entre peces de colores y estrellas de mar.

Praia Pontal do Atalaia: el color del agua es tal cual al de la imagen. Increíble. Foto: Google.

Está ubicada a 170 kilómetros de Río de Janeiro y se puede llegar en bus, en taxi o contratando algún tour. Una vez que llegas a la ciudad de Arraial do Cabo, tomas uno de los barcos que te llevan hasta la playa que elijas. Hay muchas opciones, para todos los gustos.

Un paraíso al sur de Brasil. Foto: Google

Praia do Gunga (Alagoas)

Praia do Gunga – abril 2016. Foto: Revista Milénica

Ubicada en el nordeste del país, a media hora de Maceió, la ciudad más visitada de la zona, es un increíble arenal con altísimas palmeras que dan la sombra necesaria para pasar todo el día sin sufrir el intenso sol.
El mar es de un turquesa impresionante y, al estar ubicada en una especie de península, de un lado se puede disfrutar de olas super grandes, y del otro, de la tranquilidad de las aguas que caracterizan al maravilloso caribe brasilero.

También hay ferias y puestos de ropa, artesanías y “lembranças” (recuerdos) del lugar para elegir y regalar.

View this post on Instagram

. Sin dudas, una de las playas más lindas que visitamos en Brasil es Praia do Gunga ☀🌊 . Ubicada en el nordeste del país, a media hora de Maceió, la ciudad más visitada de la zona, es un increíble arenal con altísimas palmeras que dan la sombra necesaria para pasar todo el día sin sufrir el intenso sol 🌞 El mar es de un turquesa impresionante y, al estar ubicada en una especie de península, de un lado se puede disfrutar de olas super grandes, y del otro, de la tranquilidad de las aguas que caracterizan al maravilloso caribe brasilero 🇧🇷 . ¿Conoces Brasil? ¿Cuál es la mejor playa que visitaste? Contanos! . . . . . . . #brasil #maceio #praia #sol #caribe #brasilero #destinos #gunga #praias #brasil🇧🇷 #lafotodeldia

A post shared by M I L É N I C A | Revista (@revistamilenica) on

Praia Paripueirá (Alagoas)

Si seguimos hablando de caribe brasilero, Paripueirá ocupa uno de los primeros puestos de este maravilloso lugar.

Praia Paripueira

Se ubica a 30 kilómetros al norte de Maceió y es un paraíso con una extensa playa rodeada de palmeras. Cuando hay marea baja, la arena se extiende por casi trescientos metros hasta llegar al mar turquesa y calmo que identifica a esta playa.

Barcitos y restaurantes invitan a probar las comidas y tragos típicos de Brasil, y un espacio cultural ofrece eventos para la familia. Nosotros fuimos en el mes de abril y nos encontramos con una hermosa obra de teatro al borde del mar.

Playa de Paripueirá, Brasil

Praia Paripueirá desde el océano. Foto: Revista Milénica

Uno de los tours que, seguramente, van a ofrecerte apenas pises la playa, es el de Praia do Carro Quebrado.

Una de las bahías de Praia de Carro Quebrado

Praia do Carro Quebrado. Foto: Revista MIlénica

Un barco te lleva hasta una bahía rocosa donde hay un antiguo auto roto que no sirve más que para tomarse un divertido retrato. A la vuelta, el barco se detiene en medio del océano y puedes tirarte al mar para disfrutar entre los peces. Si bien no fue el mejor tour de Alagoas, está bueno para conocer algo diferente.

El auto roto, símbolo de Praia de Carro Quebrado

El auto roto, símbolo de Praia de Carro Quebrado. Foto: Revista Milénica

Praia Maragogi (Maragogi)

Se ubica a unos 140 kilómetros al norte de Maceió. Dato no menos a tener en cuenta si estás parando en la gran ciudad caribeña y decides hacer este tour. Nosotros salimos a las seis de la mañana para poder disfrutar del día, ya que son aproximadamente tres horas de viaje.

Las increíbles piscinas naturales de Maragogi. Foto: Revista Milénica

Si bien hay varias playas que componen este pueblito costeño, nosotros conocimos solo Praia Maragogi y las piscinas naturales, donde se puede hacer snorkel y ver peces de todos los tamaños y colores.

Pero no todo es color caribe cuando el hombre hace y deshace a su manera. Cuando la visitamos en 2016, vimos la playa muy contaminada por el aceite que despiden las embarcaciones que son las mismas que llevan a los turistas a las piscinas naturales, lo que afecta, sin dudas, a los peces que habitan en esa zona.

Por eso si se trata de elegir una playa para pasar el día y disfrutar del sol a pleno en el nordeste, mejor Gunga o Paripueirá.

Praia João Fernandes (Búzios)

Búzios es un pueblito pesquero, situado en una península a 17o kilómetros del aeropuerto de Río de Janeiro, a donde es inevitable llegar para luego tomar una combi o bus que en unas tres o cuatro horas te deja en el paraíso. 

Buzios, Brasil

Un paraíso a kilómetros de Río de Janeiro. Foto: Google

Si bien antes de la década del sesenta, era solo un sitio de pescadores, a partir de ese entonces, y luego de recibir a la famosa actriz y escritora francesa Brigitte Bardot, que llegó allí con la intención de escaparse del incansable acoso de los paparazzis y hacer una vida más relajada, se convirtió en uno de los puntos más turísticos de Brasil y en uno de los más elegidos por los argentinos.

La Orla de Bardot en Buzios

La escultura que homenajea a Brigitte Bardot, ubicada en la «Orla Bardot». Foto: Google

Después de visitar Praia Tartaruga, dos Ossos, de Azeda, Azedhina, da Armação, João Fernandes y João Fernandinho, supimos que Búzios es uno de los mejores lugares de Brasil, no solo para vacacionar, sino para quedarse vivir.

Cada playa tiene su encanto. Algunas más secretas, otras más multitudinarias, pero hermosos paraísos al fin. Y João Fernandes es de las más turísticas, pero también de las más encantadoras. De esos lugares que invitan a sumergirse y disfrutar, hasta que la marea suba y te dé su buena despedida.

Praia João Fernandes en Búzios. Foto: Google

Praia Quatro Ilhas (Bombinhas)

Es de las más bonitas del sur brasilero.

Se la conoce por este nombre debido a las cuatro islas de Bombinhas que se pueden ver desde la costa: Ilha de Macuco y las tres islas que componen la Reserva Marinha do Arvoredo: Ilha das Galés, Ilha Deserta y la Ilha do Arvoredo.

 

El puente para bajar a Quatro Ilhas. Foto: Google

Es una playa muy familiar, de aguas turquesas y cálidas, aunque con bastante oleaje.

Si bien es muy tranquila (sobre todo en temporada baja), a pocos minutos se encuentra Bombinhas, por si en algún momento necesitás una dosis de locura.

Praia Guarda do Embaú (Florianópolis)

Naturaleza pura, tranquilidad y aguas cálidas caracterizan a Guarda do Embaú, un pueblito con historia muy elegido por los turistas al momento de visitar el sur de Brasil.

Sus olas son una enorme atracción para los amantes de las tablas y es por eso que, con el paso del tiempo, se convirtió en la capital del surf de Santa Catalina.

Praia de Guarda do Embau

Donde el río se junta con el mar. Foto: Google

Pero para los que no practican deportes en el agua, también hay diversas actividades. Pasear en bote o en kayak son las más elegidas por familias y parejas que se acercan a disfrutar de este paraíso brasilero.

Si querés saber cómo llegar y qué hacer en este encantador pueblito, te invitamos a leer Guarda do Embaú: un pueblito encantador al sur de Brasil

Praia de Pajuçara (Maceió)

En Maceió te vas a encontrar con tres playas que son las más concurridas: Ponta Verde, Jatiuca y Pajuçara. Sin dudas, nos quedamos con esta última.

La tranquilidad de Pajuçara. Foto: Revista Milénica

Está bastante más alejada del ruido y la muchedumbre, aunque si querés disfrutar de un trago o una comida en algún bar costero, solo basta con caminar unos minutos.

Vendedor ambulante en Maceió

Vendedores ambulantes, típicos de las playas de Brasil. Foto: Revista Milénica

Y cuando te canses de tanta playa, acá te contamos qué más podés hacer en esta parte del Caribe Brasilero.

Praia Ipanema (Río de Janeiro)

Si vas a ir a Búzios, no olvides armar tu ruta por Río de Janeiro. La imperdible metrópolis cultural y una de las ciudades más visitadas de todo Brasil.

Al momento de hacer playa, sin dudas Ipanema es la más linda de todas, junto con Leblon. Aunque todavía no tuvimos la oportunidad de conocer Praia Vermelha, que se encuentra al pie del famoso Pan de Azúcar y, según dice, es un destino imperdible.

Famosa por la canción «Garota de Ipanema» de Vinicius de Moraes, esta hermosa playa se encuentra a unos 20 minutos caminando desde el centro de Copacabana, y está catalogada como la más segura de Río.

Ilha do Campeche (Florianópolis)

Es, por lejos, el lugar más lindo y paradisíaco de toda Florianópolis.

Una isla protegida por el patrimonio arqueológico del Estado de Santa Catarina, a la cual se llega solo en barco o embarcaciones que salen diariamente a este mágico lugar.

La paradisíaca Isla de Campeche. Foto: Google

Hay tres opciones para hacerlo. Una es saliendo de Praia Campeche por medio de un gomón que cruza a la isla en solo cinco minutos. Otra es desde Praia de Armação navegando 40 minutos para desembarcar finalmente en la isla. Y la última (pero la menos recomendable) es partir desde Praia de Barra de Lagoa en embarcaciones pesqueras que demoran una hora y media.

En 2012,  esta última opción era la única disponible, ya que casi nadie visitaba la isla, y los mareos se sintieron muy fuertes. Por eso, cuando volvamos, ya sabemos qué camino vamos a descartar para no sufrir dolores de panza antes de llegar.

campeche

Algunas de las embarcaciones que llegan hasta Isla do Campeche. Foto: Google

Esta fue nuestra selección de playas brasileras según nuestras experiencias.

Y vos, ¿cuál visitaste o cuál visitarías en tu próximo viaje a Brasil?

3
Me enamoraMe enamora
1
Me gustaMe gusta
0
Me divierteMe divierte
0
Me asombraMe asombra
0
Me entristeceMe entristece
0
Me enojaMe enoja
Gracias por reaccionar!