Facebook
Instagram
Pinterest
Spotify

Luna llena en Capricornio: momento para conectarnos con nosotros mismos

Al natural
Será este jueves 28 de junio a la 1:53 de la madrugada. Es una luna que nos lleva a concentrarnos en nuestro interior para poder sanar heridas que traemos desde hace tiempo.

Por Yoa Dvorachuk 

Esta luna está acompañada por Saturno que entró en este signo el año pasado, y esta conjunción trae la posibilidad de generar metas, de planificar y tomarnos la responsabilidad dentro de los planos de los estudios superiores, de los viajes. Es un compromiso con cosas que van un poco más allá de lo ordinario.

Como cada luna llena, se encuentra en igual oposición al sol, y en este caso se da en casa tres, lo que significa una tensión en la comunicación o relación con los hermanos. También podemos sentir mucha impaciencia o tener cierto impulso, imprudencias, que tienen que ver con el hogar y que se dan de manera inconsciente. Hay que tener cuidado con esos impulsos que generan heridas dentro del plano de la familia, del entorno inmediato. 

Mediante la comunicación podemos llegar a herir o podemos sanar ciertas cosas, porque van a estar conectadas de manera fluida. Y para que esto sea armonioso, debemos concentrarnos  y armonizarnos nosotros primero.

Esta luna nos da facilidad para entender y comprender, encontrando maneras originales de nutrirnos y autoabastecernos, pero no es un buen momento para llevar el amor a la acción, o planificarse desde allí hacia el futuro. Júpiter, que es el planeta de la expansión lo tenemos en cuadratura con Venus y con Marte, entonces habrá una tensión en base a las acciones que lleve a cabo y el optimismo que eso me genera.

Puede que tenga que hacer cosas que me genere emociones desarmónicas, o que no nos esté yendo tan bien en el amor. Júpiter estará conectado de manera fluida con Neptuno, el planeta de la creatividad, entonces es un buen momento para las actividades espirituales en profundidad que generen transcendencia y transformación, ya sea individual o grupal. En este último caso, hay que saber encontrar el grupo.

Es una luna de mucha conexión, pero hay que saberla reconocer, ya que puede generar un movimiento expansivo y muy positivo para nosotros. Si podemos reconocer cómo nos conectamos con esa energía del más allá, vamos a poder hacer conscientes nuestras heridas más inconscientes que vienen de la infancia. 

No es recomendable estar todo el día haciendo cosas. Lo preferible es estar más conectados con nosotros mismos, en nuestras casas o con gente que nos genere conexión con esa energía.

 

1
Me enamoraMe enamora
0
Me gustaMe gusta
0
Me divierteMe divierte
0
Me asombraMe asombra
0
Me entristeceMe entristece
0
Me enojaMe enoja
Gracias por reaccionar!