Facebook
Instagram
Pinterest
Spotify

Verónica Condomí: “Siempre encuentro maneras de nutrirme en los laberintos de la música”

MúsicaPortadaPura cultura
Cantante, compositora y guitarrista argentina, llega este viernes a nuestra ciudad junto al stickista Matías Betti para presentar "Verdeado dulzor", un proyecto que comparten desde hace un tiempo recreando canciones de autores nacionales y composiciones propias.

La Asociación Cultural Otras Voces se complace en presentar al dúo integrado por Verónica Condomí y Matías Betti, dos increíbles artistas que se combinan en un interesante proyecto denominado “Verdeado dulzor”, en el cual se animan a entremezclar sonidos propios con canciones de autores argentinos.

Será este viernes 17 de agosto a las 21 en la Sala Sociedad Italiana del Centro Cultural Municipal. Pero antes del concierto, hablamos con Verónica, quien nos contó sobre sus primeros pasos en la música, la importancia de este arte en su vida y el encuentro con Matías, con quien visitará Rafaela.

A los siete años comienza tu carrera musical de alguna manera, se podría decir que naciste con la música…

A los siete años empecé a cantar en el Coro de Niños del Colón, Como un juego, me di cuenta de que fui incorporando conocimientos, compartiendo con mis compañeros. Todos nos aprendíamos todas las voces, entonces nos intercambiábamos jugando, y eso hizo que tuviera una apertura auditiva enorme, que más adelante me sirvió para la vida musical.

Alguna vez dijiste que para vos “la música es una certeza”. ¿Qué pasa con esto, en tiempos donde no es fácil encontrarlas?

Sigo pensando que la música es una certeza en mi vida. Lo que tiene de bueno es que nunca me defrauda, siempre me da, siempre encuentro maneras de nutrirme en sus laberintos. Y cada músico con el que puedo lograr compartir deja una huella profunda en mí y un aprendizaje. Eso para mí es la música.

Además de presentarte en conciertos, llevás adelante clínicas de la voz por el país. ¿Qué te deja esto en lo personal?

Los talleres y las clínicas son muy importantes. Ya sé que si canto me siento feliz y mucho mejor, y creo que mucha gente podría vivir lo mismo. Personas que tal vez en su infancia no se animaron porque en la escuela no tuvieron la oportunidad. Cantar es algo muy bueno.  Todos tenemos un instrumento único, regalo de esta vida, que no se puede prestar ni dejar de herencia. Y el que no lo descubre se lo pierde. Por eso creo que es tan importante mi tarea de acompañar el proceso de la gente que tenga ganas de cantar en mis talleres y en mis retiros.

Verónica Condomí y Matías Betti alimentan este proyecto recreando músicas de autores argentinos y composiciones propias utilizando instrumentos de diferentes orígenes y épocas: la voz, el stick, la guitarra, la kalimba, la caja y el bombo. El concierto fluye a través de canciones que fusionan las raíces folcloricas con el rock de nuestro país, revisitando temas de Spinetta, Yupanqui, Charly García,  Divididos y Ceratti, entre otros. 

¿Cómo surge el encuentro con el stickista Matías Betti?

Con Matías empezamos a pensar qué podríamos hacer juntos musicalmente y decidimos tomar como eje autores argentos de diferentes géneros. Por eso en “Verdeado dulzor” hay temas de Spinetta, de Cerati, de Charly García, de Atahualpa; temas de mi viejo, temas propios, temas nuestros, incluso algunas coplas anónimas. Y de esa manera fuimos armando este repertorio con el que ahora estamos grabando nuestro primer disco.

¿Habías venido a Rafaela anteriormente? ¿Qué expectativas traes esta vez?

Hace mucho tiempo estuve en Rafaela, con diferentes formatos y proyectos. Esta vez, con Mati estamos muy abocados a esto y ojalá que a la gente le guste lo que estamos haciendo.

Concierto en Rafaela

En la apertura del recital se presentarán Ana Clara Piovessano en voz y flauta traversa, José Levrino en guitarra y Giuletta Beltramino en percusión y voces, quienes interpretarán un repertorio de música popular argentina.

Con la finalidad de lograr un contacto más cercano entre los músicos y los espectadores la sala se armará con mesas y sillas contando con un servicio de cantina. La reservas de las mesas se deberán realizar por WhatsApp al teléfono 3492 15 609927 ó al correo otrasvocesrafaela@gmail.com.

Las entradas se encuentran a la venta en la Escuela Municipal de Música Remo Pignoni, la Escuela 22 de Noviembre que funciona en el Sindicato de Músicos, Casa Marcucci Música, Jalito Tiempo de café y amigos, Faber Libros y en la sede de la C.T.A. Castellanos de Tucumán y San Martín con los siguientes valores: anticipadas $180; para los asociados a la institución organizadora $150 y para los estudiantes de música y jubilados $100. En el momento del espectáculo la entrada general costará $200.

0
Me gustaMe gusta
0
Me enamoraMe enamora
0
Me divierteMe divierte
0
Me asombraMe asombra
0
Me entristeceMe entristece
0
Me enojaMe enoja
Gracias por reaccionar!