Facebook
Instagram
Pinterest
Spotify

Vilcabamba: El valle sagrado de la longevidad

DestinosDestinosPortada
Su gente llega a vivir más de 100 años y hasta hubo un registro de casi 140. Dicen que es por su clima, por el agua que contiene propiedades medicinales y por la paz con la que se vive en el lugar. Estuvimos casi una semana disfrutando de este tranquilo y pintoresco pueblo ecuatoriano y, no solo nos encontramos con personas de edades avanzadas, sino que además nos sentimos más jóvenes que cuando llegamos.

Ubicado al sur de Ecuador, a 40 kilómetros de la ciudad de Loja, Vilcabamba es un pequeño pueblo de alrededor de 5000 habitantes, en su mayoría, personas mayores de edad que disfrutan de la vida desbordados de una eterna juventud.

“Vilcabamba” quiere decir Valle sagrado en quechua. Y no es para menos. Su clima ideal, las aguas de los ríos Chamba y Uchima y la sana alimentación con frutos de la tierra cultivada por ellos mismos, parecen ser los secretos revelados por esta comunidad longeva.

En el aire se respira algo muy particular y la energía que recorre el lugar transmite una paz mágica y liberadora. Caminar por sus callecitas de antiguos adoquines y casonas de antaño, da la sensación de estar en un pueblito detenido en el tiempo.

Vilcabamba desde Villa Beatriz Lodge. Foto: Revista Milénica

El clima es realmente increíble. En enero se transita el invierno, pero en este lugar el frío no se siente y el calor brilla por su ausencia. Y es que su amplitud térmica es bien reducida y se presentan temperaturas de 18 a 25 grados durante todo el año. Un clima que seguramente todos quisiéramos tener en el lugar donde vivimos.

Dicen que basta con pasar siete días allí para quedarse a vivir toda la vida. Por las dudas, nosotros nos quedamos solo cinco. A ver si todavía “Vilcatrapa”, como la apodaron sus visitantes, se empeñaba en no dejarnos escapar.

Al estar ubicado en un valle, en medio de verdes y altas montañas, el aire que se respira es más que puro y agradable para caminar y recorrer sus rinconcitos naturales como cerros, cascadas y ríos. Y así lo hicimos.

Plaza Central

De un lado la iglesia, del otro bares, hoteles y restaurantes muy rústicos, que parecieran haberse detenido en el tiempo.

Postal de la longevidad en la plaza de Vilcabamba. Foto: Revista Milénica

Si bien la plaza no tiene mucho para hacer, es lindo sentarse un momento a observar las personas que pasan, la vida de los longevos y los turistas extranjeros que cada día llegan para encontrarse con la magua de Vilcabamba.

Uno de los graffittis que le dan color al Valle Sagrado. Foto: Revista Milénica

Cerro El Mandango

Es el más conocido y visitado de todos los cerros. En quechua significa “Dios acostado”, así lo bautizaron los incas en su momento y el nombre permanece hasta la actualidad.

Tiene 1700 metros de altura sobre el nivel del mar y, una vez que estás arriba, la vista es de 365 grados, pudiendo observar todo el valle de Vilcabamba y los pueblitos aledaños.

View this post on Instagram

. Tres meses de viaje. De aventuras, de anécdotas, de experiencias y crecimiento. Tres meses de días totalmente distintos unos de otros, en los que aprendimos a entendernos, a aceptarnos y ayudarnos en todas nuestras fases. Subiendo cerros fue nuestra manera de conocernos hace casi cinco años, donde también empezábamos a soñar con los viajes como estilo de vida. Hoy elegimos celebrar en la cumbre de El Mandango, uno de los cerros que rodean la bella Vilcabamba. Agradecimos por el amor, la sabiduría y por tener la oportunidad de soñar despiertos. Le agradecí a nuestra Madre Tierra por permitirnos caminarla, sentirla y admirarla. Me disculpé por el enorme daño que le estamos haciendo como seres humanos, como seres que solo estamos de paso, aunque nos cueste tanto verlo de esa forma. Inhalé pureza y exhalé viejas creencias. De las pocas que quedan en este profundo camino de transformación. 📝@ceciecharri . . 📍 Cerro El Mandango, Vilcabamba, Ecuador 🇪🇨

A post shared by M I L É N I C A | Revista (@revistamilenica) on

 ¿Cómo llegar?

Desde el centro del pueblo, puedes caminar hacia el sur por la ruta 682, casi hasta llegar al final del poblado. Allí vas a ver un cartel que indica la entrada al Cerro Mandango. No es muy vistoso, por lo que te recomendamos preguntar a los vecinos o personas que cruces en el camino. Una vez que entras en la calle, caminas doscientos metros hacia arriba, hasta pasar una entrada bastante poco mantenida, donde podrás ver el cartel de “Cerro Mandango”.

Entrada a El Mandango. Foto: Revista Milénica

Si estás sola o solo, te recomendamos que antes de subirlo te asesores bien, o busques a alguien para que te acompañe. El lugar es un poco inhóspito y, si no tenés mucha experiencia en trekking, llegar a la cima te va a costar, ya que la última parte del ascenso es un poco peligrosa.

No olvides llevar agua, sombrero y buenas zapatillas de trekking.

Reserva Natural Rumi Wilco

Es un espacio de conservación ecológica donde se albergan más de setecientas especies de plantas y más de ciento cuarenta de aves.

Un lugar para perderse en medio de la naturaleza, rodeados de mariposas libres de miles de colores que jamás habíamos visto antes, que vuelan y se posan mientras vas caminando.

Entrada a Rumi Wilco. Foto: Revista Milénica

Los árboles que tienen más de cien años y llaman impresionantemente la atención con sus troncos y raíces gigantes.

La entrada tiene un costo de 2 dólares por persona, y en el ingreso te dan un mapa de la reserva con todas las indicaciones necesarias y los caminos que podés elegir para recorrerla.

¿Cómo llegar?

Está ubicada a 15 minutos del centro de Vilcabamba y se puede llegar a pie, atravesando el Río Chamba. El ingreso se encuentra sobre el camino que va hacia la famosa “Agua de Hierro”, por la calle que lleva el mismo nombre.

Dónde dormir

Si buscás un descanso único, con una vista increíble a los cerros de Vilcabamba, entre la naturaleza y el sonido de los pájaros, ese lugar es Villa Beatriz Lodge. Nosotros estuvimos allí unos días, y es realmente soñado.

Villa Beatriz Lodge, lugar soñado. Foto: Revista Milénica

9
Me enamoraMe enamora
0
Me gustaMe gusta
0
Me divierteMe divierte
0
Me asombraMe asombra
0
Me entristeceMe entristece
0
Me enojaMe enoja
Gracias por reaccionar!