Ángel del Ré: «Es mejor saber quien sos y saber a quién le hablás»

Con el objetivo de aportar a una nueva política que estimule la autoorganización de la sociedad, las alternativas de participación y la redefinición de las prioridades, surge RADAR.

Luego de las estadísticas recolectadas a través de un taller que se realizó el año pasado entre personas vinculadas al quehacer cultural de la ciudad, el pasado miércoles se dieron a conocer los resultados, mostrando así las instituciones públicas y privadas, los diferentes medios de comunicación, los espacios de ensayo, producción y exposición, ferias, y festivales, entre otros participantes culturales.

Además, Ángel del Ré, productor y comunicador, a la vez socio – fundador de 432 Hertzios, brindó una interesante charla sobre la escena musical, donde músicos y personas relacionadas a la actividad estuvieron presentes.

Antes de su presentación, estuvimos con Ángel, quien nos habló sobre la escena musical y el rol del artista en la actualidad, entre otros temas.

Yo era, y a veces soy, músico. Ya hace un tiempo generé un vínculo con sello platense, que se llama Concepto Cero, y empezamos a trabajar como banda. A mí me interesó el trabajo que estaban haciendo estos chicos, unos pibes piolas y muy activos. Uno de ellos es Nicolás Madoery que hoy es mi socio, y a partir de ver cómo laburaban ellos, me empezó a interesar la gestión, a trabajar con otras bandas, editar discos, toda la parte de “la cocina”, de alguna manera. Siempre me gustó el tema de la producción, y a partir de 2011 me aboqué a trabajar en esto”.

Los comienzos de 432 Hertzios

Concepto Cero es un sello que nace entre amigos y que luego se va profesionalizando de alguna manera. Con esa forma, en 2014 con Nico, buscando siempre la manera de que haya sustentabilidad en lo que hacíamos. En ese camino, una de las formas que hay para generar ingresos es gestionando los derechos editoriales de la música. Justo en ese momento, Taringa tenía un sello editorial que era 432 Hertzios y lo vendían, entonces nos lo ofrecieron y tomamos la decisión de comprarlo.

A partir de ahí empezamos a trabajar con eso y a sumar otras áreas de trabajo como el booking (la venta de shows) y el management (el trabajo diario sobre determinados proyectos), junto con Diego Knoblovits, quien también integra esta sociedad.

El año pasado hicimos la gira nacional de Juana Molina en la presentación de su disco Halo. Así que para hacerla en Argentina nos asociamos con su management e hicimos siete u ocho fechas en Rosario, Córdoba, Buenos Aires y La Plata.

Hoy estamos trabajando con cuatro artistas: Mariana Parawüay, Diego Martes, Sof Tot (la cantante de Fémina) y Pómes Internacional.

Los artistas de hoy frente al consumo cultural

Si la venta del disco ha afectado a las grandes discográficas, imagínate a los sellos independientes o a las bandas que se autoeditan.

Las formas de consumo cambian. El año pasado el streaming digital superó a la venta de cd´s. Hoy es la forma principal de presentación de música.

Lo que pasa hoy, pasa por lo digital. De todas maneras, hay proyectos que tienen muy afianzado con sus audiencias la venta de discos, pero se vende igual; y en el interior del país se vende mucho porque el cd tiene cierto peso, por ejemplo, el folklore es una de las músicas que se escucha mucho en cd.

Esto lo obliga al artista a entender qué pasa, y a veces es complicado que entiendan que hubo un gran cambio en la música. Hay una especie de relato de los grandes héroes de la música, esa idea de los consagrados en el rock nacional. Pero ellos son de la época de la industria del disco, y en la época digital cada diez minutos sale una canción nueva. Hay que entender que hoy uno no está trabajando para lo masivo, y a veces pasa que los artistas no terminan de definir el público que quieren que los escuche, a qué escena le están hablando.

Hoy ya no estamos en una industria de masa, sino en una industria más personalizada, y hay que encontrarle la vuelta para seguir sustentándose y desarrollándose. Es mejor saber quien sos y saber a quién le hablás.

Una cosa que pasa actualmente es que las herramientas para desarrollarse están más a la mano. Hoy el artista debe hacerse cargo de su trabajo. Se tiene que poner la mochila y salir a laburar.

«Hoy ya no estamos en una industria de masa, sino en una industria más personalizada»

#RADAR

“Me parece que es clave identificar a los actores que intervienen en una trama cultural en determinado territorio. Está bueno que desde hace ya un par de años, el estado tiene un lugar para colaborar en eso. Creo que la desconfianza que había hasta hace un tiempo hacia el estado es una etapa superada, y hoy tiene un buen rol al momento de juntar a la gente y ayudarla a desarrollar, porque beneficia al mismo territorio”.