Facebook
Instagram
Pinterest
Spotify

Doce pueblitos para enamorarse en la provincia de Córdoba

DestinosPortada
Córdoba lo tiene todo. Ríos, cascadas, cerros y pueblitos encantadores. Tuvimos la oportunidad de visitar infinitas veces esta bella provincia argentina e hicimos una selección de los doce lugares que nos llegaron al corazón. Acá te los mostramos.

Si hay una provincia argentina que nunca nos cansaremos de visitar es Córdoba.

Sus paisajes, su gente y su buena onda, hacen de este rincón del país, un increíble lugar para ir de vacaciones o hacer varias escapadas en el año.

Tuvimos la oportunidad de recorrerla muchas veces en diferentes épocas del año. Por eso queremos compartirles los 10 pueblitos cordobeses que, para nosotros, son amor a primera vista.

La Cumbrecita

Es el pueblito cordobés salido de cuento. Envuelto entre montañas y cascadas, se convirtió en uno de los infaltables al momento de visitar el Valle de Calamuchita.

La cascada escondida. Foto: Revista Milénica

Al ser un pueblo peatonal, los autos quedan en el estacionamiento que se encuentra en la entrada, por lo el paseo se hace totalmente natural y el aire que se respira es realmente puro.

TE PUEDE INTERESAR: LA CUMBRECITA: QUÉ HACER EN ESTE ENCANTADOR PUEBLITO CORDOBÉS

¿Cómo llegar? En auto, se debe tomar la RP 5 o la RP 109 y recorrer 122 kilómetros. En colectivo, se deberá realizar en dos tramos: primero, Córdoba-Villa General Belgrano y luego Villa General Belgrano- La Cumbrecita. En total lleva unas tres horas.

Nono

Ubicado en el Valle de Traslasierra, es de esos lugares donde el tiempo parece detenerse y no pasar nunca. 

Ríos, montañas y una paz incomparables hacen de este pueblito un destino elegido para relajarse y disfrutarse de la naturaleza a pleno.

La plaza central de Nono. Foto: Revista Milénica

La plaza principal es uno de los lugares preferidos para quienes llegan a Nono, así como también el novedoso Museo de Rocsen, donde se exhiben más de veinte mil piezas de todo el mundo. Un lugar para viajar en el tiempo y meterse en la historia de cada peculiar objeto.

El peculiar museo multifacético de Rocsen. Foto: Revista Milénica

¿Cómo llegar? Hay que atravesar el hermoso Camino de las Altas Cumbres. Por ruta 34 hasta Mina Clavero, allí girar a la izquierda en la rotonda y tomar la ruta 14.

San Esteban

Frente al ingreso de Los Cocos, por la Ruta 38 que conduce a Capilla del Monte, se encuentra un pueblito pequeño pero con mucho encanto que se llama San Esteban. 

Con una población reducida pero una enorme cuota de naturaleza, es una parada obligada si vas a visitar la zona.

Allí puedes conocer el Balneario de San Esteban. Para el lado izquierdo es un fino hilo de agua que atraviesa todo el pueblo, donde puedes relajarte o armar un picnic bajo los árboles. Para la derecha, el río se hace más amplio y profundo, invitando a zambullirse en él.

Uno de los imperdibles es el camino junto al río que llega a la comunidad de Dolores. Entre rocas, pasto extremadamente verde, caballos y aves de la más increíble variedad.

¿Cómo llegar? Una vez que llegas a la localidad de Los Cocos, te diriges al camino que está bien en frente del ingreso y conduces por unos quince minutos hasta llegar al pueblito.

Villa Alpina

Ubicado en el Valle de Calamuchita, a pocos kilómetros de La Cumbrecita, es un lugar de paz y tranquilidad para quienes buscan relajarse.

Allí se encuentra la entrada al famoso Cerro Champaquí, por lo que es muy visitado por gente de todas partes del país y del mundo.

Vista a Villa Alpina desde su capilla. Foto: Revista Milénica

Aunque muchos solo llegan hasta ahí y se pierden de recorrer el encantador pueblito rodeado de ríos transparentes y de una alfombra de pasto color verde intenso que que invita a tirar la lonita y acostarse a disfrutar de la naturaleza pura que inunda el lugar.

El arroyo Los Reartes es uno de sus imperdibles. Un caudal de agua que atraviesa grandes rocas en las que te puedes sentar. Para quedarse a contemplarlo por horas.

La tranquilidad del arroyo Los Reartes. Foto: Revista Milénica

Hay algunos pequeños restaurantes dentro de las casas de los lugareños y uno o dos hospedajes con lo necesario para para pasar unas noches de retiro desconectado de todo.

¿Cómo llegar? Es posible ir por RP 5. Al pasar Atos Pampa, hay una bifurcación en la que hay que tomar el camino hacia la izquierda. Si se va desde Villa General Belgrano, se debe tomar la RP 109 y recorrer 40 kilómetros. El camino es de ripio y bastante largo, por lo que es necesario ir relajados y contar con bastante tiempo para poder disfrutarlo.

Villa Colanchanga

Colanchanga es una pequeña villa serrana, ubicada a tan solo 10 kilómetros de la Ciudad de Río Ceballos, en el corazón de las Sierras Chicas.

Desde allí se puede visitar el Dique La Quebrada y las hermosas cascadas de «Los cóndores» y «Los hornillos» con sus increíbles ollas para darse un buen chapuzón.

La cascada «Los hornillos» en Villa Colanchanga. Foto: Código Cba

¿Cómo llegar? Desde la Ciudad de Córdoba se puede llegar a ella por ruta E-53 (Pajas Blancas) con una distancia de 29 km y por ruta E-57 (Unquillo) con 35 km de distancia. Desde el Valle de Punilla se puede llegar por el Camino El Cuadrado recorriendo 24 km y desde el Norte de la Provincia por ruta Nacional N° 9 (Jesús María).

La Calera

Ubicado a unos treinta minutos de la capital cordobesa, este pueblito atrae a cientos de turistas que llegan para conocer sus impactantes rincones históricos y naturales.

Allí  se encuentra el Hotel Parque, considerado el primer hotel turístico de la provincia de Córdoba. Este emblemático edificio se inauguró en octubre de 1871 por el expresidente Domingo Faustino Sarmiento y fue declarado de Interés Provincial en 1985.

Uno de los atractivos más visitados por los que este destino se hizo popular, es la mágica Laguna Azul. Formada por la inundación de una cantera abandonada, este oasis alberga las una de las  aguas mas azules que posee la provincia.

La Laguna Azul de La Calera. Foto: TripAdvisor

Hace unos siete años atrás, el lugar fue negociado con empresarios para crear la Laguna Azul Wakepark, donde se practican deportes acuáticos extremos, se puede hacer kayak o simplemente disfrutar del agua turquesa.

¿Cómo llegar? Partiendo de la ciudad de Córdoba, debes tomar la Avenida del Ejército durante 18 kilómetros, hasta el ingreso de La Calera.

Agua de Oro

Un pueblito ubicado en las Sierras Chicas que guarda una increíble variedad de rincones naturales que regalan postales únicas.

El balneario Cartagena es uno de los imperdibles en este lugar. Con sus ollas naturales de El Cajón y Cartagena, a unos 400 y 600 metros aparece el nacimiento del río Agua de Oro, y es por esta zona donde existe una  cascada natural. 

Otro de los lugares para visitar es la Iglesia de Candonga, ubicada a solo 10 kilómetros de Agua de Oro.

¿Cómo llegar? Agua de Oro se ubica a unos 44 kilómetros de Córdoba Capital. Si vas en auto, es necesario dirigirse directamente por la ruta E 53. 

La Estancita

Es un pequeño rincón de las Sierras Chicas.  Queda a media hora de Agua de Oro, y para llegar es necesario ingresar por Salsipuedes, bordeando el río que lleva el mismo nombre.

Su atractivo más lindo y visitado es la hermosa Cascada natural «El salto de la Estancita». Un lugar lleno de magia donde no solo se puede nada en su profunda olla de agua pura y fresca, sino que muchos llegan hasta allí para hacer meditaciones o retiros, debido a la paz que lo rodea.

La mágica cascada «Salto de la Estancita». Foto: Revista Milénica

¿Cómo llegar? Es necesario dirigirse desde Salsipuedes, por el Camino del Cuadrado, unos 10 kilómetros hasta visualizar el ingreso. Luego, restarán dos kilómetros más de tierra. Dato: sólo se puede acceder caminando por lo que se debe dejar el auto y transitar a pie unos 500 metros de más.

Capilla del Monte

Este lugar sí que es mágico. No sabemos bien por qué nos llama tanto, pero desde la primera vez que lo visitamos, se convirtió en uno de nuestros spots favoritos de Córdoba.

Será su increíble cantidad de cerros místicos que la rodean, su imponente Uritorco, su centro con la calle techada, sus artesanías plasmadas en cada esquina. Aún no podemos definirlo, pero Capilla es un lugar realmente único.

En la cima del Uritorco. Foto: Revista Milénica

¿Cómo llegar? Se encuentra a 100 kilómetros de la ciudad de Córdoba y se puede llegar siguiendo la ruta E 53 por el Camino del Cuadrado. 

Miramar de Ansenuza

Ubicada al noreste de Córdoba, casi al límite con Santa Fe, es un pueblito pequeño pero con mucha historia.

Allí se encuentra la famosa Laguna de Mar Chiquita, un espejo de agua salada con propiedades medicinales y curativas. Entre los años 1940 y 1960 se formó su balneario, en base a las personas que llegaban a buscar un espacio terapéutico que se lograba con el barro depositado en el fondo de la laguna.

La famosa playa de Mar Chiquita. Foto: Revista Milénica

Otro de los atractivos es el Gran Hotel Viena, construido en 1947 como un hotel de lujo al que llegaban personas de clase alta para disfrutar de las buenas energías del lugar. Pero en 1977, con la gran inundación, el hotel se destruyó casi por completo y quedó abandonado. Hoy funciona como un museo donde se realizan visitas guiadas, en las que algunos afirman haber presenciado fenómenos paranormales.

Lo que queda del antiguo Gran Hotel Viena. Foto: Revista Milénica

¿Cómo llegar? Si sales desde la Ciudad de Córdoba, es posible ir por RN 19 hasta pasar Río Primero, luego tomar RP 10 y de allí RP 17.

 

Villa General Belgrano

Nada más lindo que recorrer a pie esta hermosa ciudad de estilo alemana que se encuentra en el Valle de Calamuchita, a 80 kilómetros al sur de la capital.

Pasear por su pintoresco centro, probar alguna de las exquisiteces de sus tantas pastelerías o degustar una fresca cerveza artesanal, son solo algunas de las opciones que ofrece este acogedor rinconcito cordobés.

El centro de Villa General Belgrano. Foto: Revista Milénica

¿Cómo llegar? Si vas a viajar en auto los accesos son los siguientes:  Buenos Aires: Ruta Nacional Nº8 o Nº 9/ Ruta Provincial Nº5. Córdoba: Ruta Provincial Nº5.  Santa Fe: Ruta Nacional Nº9 / Ruta Provincial Nº5.

San Marcos Sierras

El pueblito hippie cordobés que supo convertirse en el must de todos los viajeros, está cada vez más lindo para turistear en cualquier época del año.

Su plaza central, sus callecitas de tierra, las casonas antiguas, su increíble Río Quilpo y los túneles vegetales, hacen de San Marcos uno de los destinos preferidos para escapadas de fines de semana largos o de vacaciones de verano.

El Río Quilpo que cruza todos San Marcos. Foto: Revista MIlénica

¿Cómo llegar?  Por ruta nacional 38 hay que llegar hasta Capilla del Monte y desde ahí existen dos opciones: tomar el camino de tierra o seguir por ruta, en dirección a Cruz del Eje. Si quieres hacerlo más rápido, te recomendamos ir por la ruta. Pero si deseas disfrutar del paisaje y conocer lugares increíbles, el camino de tierra es la mejor opción.

TE PUEDE INTERESAR: SAN MARCOS SIERRAS: CALIDEZ Y NATURALEZA EN TIERRAS CORDOBESAS

¿Te gustó esta nota?

Compartila en tus redes para que más personas puedan conocer la magia de una de las provincias más lindas de Argentina.

 

 

 

 

 

 

0
Me gustaMe gusta
0
Me enamoraMe enamora
0
Me divierteMe divierte
0
Me asombraMe asombra
0
Me entristeceMe entristece
0
Me enojaMe enoja
Gracias por reaccionar!