Facebook
Instagram
Pinterest
Spotify

Puerto Escondido: Siete planes para hacer en la gran ciudad del Pacífico mexicano

DestinosPortada
Ubicada en el estado de Oaxaca, Puerto es uno de los lugares para quienes les gusta el ritmo de ciudad grande, pero cerca del mar. Nosotros estuvimos allí una semana y te contamos todo lo que no podés perderte si estás pensando en visitar Puerto Escondido.

Increíbles playas, buenas olas, varios centros comerciales, una importante vida nocturna y la esencia de lo local, hacen de Puerto Escondido una ciudad mágica para visitarla en cualquier época del año.

Es elegida por viajeros de todo tipo. Desde backpackers, familias, amigos y hasta muchos lo eligen como un lugar para pasar su Luna de Miel.

Es que ofrece tantas propuestas que es imposible aburrirse o no saber qué hacer.

Cómo llegar

Nosotros lo hicimos desde la ciudad de Oaxaca. Desde donde llega la mayoría del turismo o, al menos, el extranjero.

Elegimos hacerlo en bus por cuestiones de comodidad, ya que el viaje dura entre ocho y diez horas y, sinceramente, es uno de esos viajes que no volveríamos a repetir. ¿Por qué?

Viajar de las sierras a la costa por caminos sinuosos, a quienes no estamos acostumbrados, es una buena razón para sufrir de mareos y vértigo, y pasarla mal durante todo el recorrido. Hasta tuvimos que tomar una pastilla a medio camino para poder descansar y no pasarla tan mal.

Si tenés pensado hacerlo de esta manera, te recomendamos prepararte antes para no sufrir el mal de viaje.

Los buses salen de la terminal de Oaxaca, generalmente por la noche, y te dejan en la terminal de Puerto Escondido, que se encuentra a minutos de la playa y del centro local.

Postal en Zicatela. Foto: Revista Milénica

Qué hacer

Al ser una ciudad enorme, te va a pedir al menos unos cuatro o cinco días a para recorrerla y disfrutarla al máximo.

Te contamos cuáles fueron las actividades que hicimos durante nuestra estadía en Puerto Escondido, para que no te pierdas de lugares increíblemente mágicos.

 

Rentar una moto para recorrerlo todo

Si llegaste a Puerto sin auto propio, no te preocupes. En U-Car rentan autos y motos de todo tipo, para que puedas disfrutar de la ciudad durante el tiempo que quieras.

Buscamos nuestra moto estilo retro un sábado a la mañana y la hicimos andar hasta el día siguiente.

Primero fuimos a conocer la Rinconada donde nos tomamos un cafecito. Luego paramos en la impresionante Playa Carrizalillo que nos dejó boquiabiertos de tanta belleza. De ahí fuimos hasta La Punta de Zipolite, que queda a unos cinco kilómetros de la Rinconada, y terminamos paseando por el centro de Zipolite, entre bares, restaurantes y mucha música.

Si tenés poco tiempo en la ciudad y querés amortizarlo de la mejor manera, no dudes en rentar tu moto en U-Car. Una experiencia cien por ciento recomendable.

Un día en moto con U-Car

Nadar en la hermosa Playa Carrizalillo

Si hay un lugar paradisíaco en Puerto Escondido, es la increíble Playa Carrizalillo.

Una pequeña bahía de aguas turquesas y olas calmas, a la cual solo se puede acceder caminando a través de unas largas escaleras que terminan en un lugar impresionante.

En la playa hay varios restaurantes y cafeterías. También hay una escuela de surf, porque es un point muy elegido por los surfers, sobre todo los principiantes.

La belleza de Playa Carrizalillo desde lo alto. Foto: Revista Milénica

Hay un poco de sombra, aunque también podés rentar alguna sombrilla para resguardarte y no pasar tanto calor.

Para nosotros, la mejor playa de Puerto Escondido.

Hacer Paddle board en la Laguna Manialtepec

Si hay un deporte que compartimos y que nos encanta hacer cada vez que tenemos la oportunidad, es el paddle board.

Cuando llegamos a Puerto Escondido, conocimos a los chicos de Puerto Adventures que, con la mejor onda, nos invitaron a vivir la experiencia de hacer paddle en la mágica Laguna Manialtepec, un lugar lleno de paz, donde solo se oye el sonido de los pájaros y de algunos animales que habitan en la zona.

A orillas de la Laguna Manialtepec. Foto: Revista Milénica

Partimos alrededor de las cinco de la tarde y navegamos por toda la laguna, mientras Beto nos explicaba qué especies de flora y de fauna se pueden ver allí.

El sol empezaba a caer y se iba reflejando de a poco en la laguna, formando un inexplicable arco iris de colores, que nos regaló una de las mejores puestas de sol que vivimos hasta el momento.

Caía la noche, y mientras nos contaba sobre las estrellas y las constelaciones, pudimos apreciar un poco de bioluminiscencia en el agua, uno de los atractivos que tiene el lugar y por lo cual es visitado por personas de todo el mundo.

La paz de Manialtepec

Caminar por la antigua calle de El Adoquín

Es la primera calle adoquinada de Puerto Escondido. El pasaje que guarda la historia de la ciudad y que supo mantener su cultura local hasta la actualidad.

Un paseo de varias cuadras para observar artesanías de todos los colores, probar alguna comida típica o refrescarse con jugos de naranja naturales que venden en las esquinas.

La popular calle El Adoquín. Foto: Google

Pasear por el Centro de Zicatela

Es uno de los puntos más turísticos de todo Puerto Escondido.

Se encuentra en una ubicación muy estratégica, entre el antiguo Adoquín y la famosa Punta. Por lo que, pares donde pares, siempre va a ser un lugar de referencia, sea para disfrutar de hermosos atardeceres o de tomar algún cafecito en los barcitos que están frente a la playa.

Por las noches, Zicatela se enciende y espera a quienes se quedaron con ganas de más luego de un intenso día de playa.

El nomenclador de Zicatela. Foto: Revista Milénica

Disfrutar del walking tour con Gina

En la casilla de información turística de la calle del Adoquín, se encuentra Gina, quien trabaja voluntariamente proporcionando recomendaciones a los turistas que cada día llegan a Puerto Escondido.

Conoce muchísimo del lugar, qué no perderse, cuáles son las mejores playas y dónde se puede disfrutar de buena comida.

También ofrece Walkings Tours, que salen todos los días desde allí, bien temprano por el fuerte sol que pega en la costa.

Acostumbrándonos al picante mexicano. Foto: Revista Milénica

Primero fuimos a probar un desayuno típico al antiguo restaurante El pulpo canoso, donde nos recibieron con un café moca, tortillas y nopal, un cactus tradicional de la zona que es muy elegido por la cantidad de proteínas que tiene.

La segunda parada fue en una casa de familia, donde cocinan tortillas riquísimas con una salsa muy casera muy buena. Si no estás acostumbrado al picante, te aconsejamos poner una cantidad mínima, porque es demasiado fuerte para quienes no tenemos paladar mexicano.

TE PUEDE INTERESAR: OAXACA: SEIS IMPERDIBLES EN LA CIUDAD MEXICANA DE LOS MIL COLORES

Luego fuimos a una casa artesanal de chocolate, donde conservan sus antiguas máquinas, y nos llevamos algunos gramos de chocolate puro para acompañar nuestros tés en las noches.

Flores de colores en el Mercado. Foto: Revista Milénica

Por último, visitamos el Mercado Municipal de Puerto. Un enorme galpón donde no solo encontrarás diferentes frutas y verduras, también hay flores, frutos secos, carnes frescas, y artesanías oaxaqueñas que van a dejarte sin palabras.

Una experiencia muy recomendable.

Ver un increíble atardecer en La Punta

La Punta Zicatela es el lugar de la juventud. De día la playa se inunda de jóvenes que llegan, no solo de las diferentes ciudades de México, sino de distintas partes del mundo, en busca de buenas vibras y un ambiente bien chill.

Sus olas enamoran a los apasionados del surf, que se meten al mar desde que sale el sol hasta el último rayo.

La calle principal es caminada por cientos de personas al día. Allí hay barcitos, restaurantes, hoteles y tiendas de todo tipo, con un estilo entre lo rústico y lo chic, que da placer recorrerla toda.

Cuando empieza a caer el sol, los barcitos de la playa despliegan su música, captando la atención de quienes se quedaron pacientemente a esperar el mejor momento del día.

Un rinconcito muy diferente al resto de Puerto Escondido, pero al que vale mucho la pena visitar al menos una tarde.

Atardecer en La Punta. Foto: Revista Milénica

¿Te gustó esta nota?

¡Compartila donde quieras con los que más quieras!

2
Me enamoraMe enamora
0
Me gustaMe gusta
0
Me divierteMe divierte
0
Me asombraMe asombra
0
Me entristeceMe entristece
0
Me enojaMe enoja
Gracias por reaccionar!