Facebook
Instagram
Pinterest
Spotify

Tulúm en moto: 5 lugares que debes visitar si rentas una scooter

DestinosDestinosPortada
Ubicado al sur de la Riviera Maya, es uno de los lugares más turísticos y visitados de todo México. Pero muy cerca de este pueblito, hay rincones maravillosos que vale la pena conocer. Nosotros lo hicimos con Enjoy Tulúm, donde rentan hermosas scooters al mejor estilo vintage. Les contamos qué lugares visitamos y qué tener en cuenta si pensás llegar en moto.

No hay nada más lindo que visitar pueblitos de playa y recorrerlos hasta el cansancio.

Y eso pasa con Tulúm. Un lugar que, si querés conocerlo de punta a punta, te va a pedir mucho más que una semana o varias visitas en diferentes momentos de tu vida.

Porque no solo las playas de arena blanca tipo talco, y la concurrida zona hotelera son parte de este pueblo costero. Hay lugares naturales (y algunos muy poco conocidos) que vale la pena visitar.

Durante nuestra estadía en Tulúm, tuvimos la suerte de conocer a Enjoy Tulúm, que nos llevó a recorrer spots imperdibles en el pueblo y la zona, en una scooter vintage con la que salimos a la ruta y vivimos aventuras increíbles.

En esta nota te contamos cuáles son los cuatro lugares que podés visitar si rentas una moto.

Zona Arqueológica de Cobá

Fue nuestro primer destino y el más alejado de Tulúm.

Queda a unos 45 kilómetros que en moto se transforman en alrededor de una hora de tiempo.

Pero el paseo es muy adrenalínico y vale la pena.

Salimos bien temprano en la mañana, aprovechando que es el momento en donde la mayoría descansa y las rutas están mucho más tranquilas.

Tomamos la carretera que llega a Cobá, que es la misma que va a Chichen Itzá desde Tulúm. Lo bueno de esta ruta es que tiene un amplio lugar para las bicis y motos que necesitan moverse de un pueblo a otro y no les queda otra alternativa.

Llegamos a Cobá y, una vez que pasamos la primera parte del pueblo, nos topamos con su laguna que es algo digno de admirar. Una vez en la entrada de la zona arqueológica, dejamos la scooter en el estacionamiento e hicimos la fila para poder ingresar.

El costo del parking es de $40 para motos y $140 para autos. Y la entrada tiene un valor de $80 por persona al día de la fecha.

La zona arqueológica es maravillosa. Bastante amplia y con construcciones que los mayas dejaron como legado para que las disfrutemos y contemplemos con mucho respeto.

Podés recorrerla caminando o rentar una bici por $60 o un taxi triciclo por $90, en el que van dos personas, o tres en caso de bebés.

El recorrido lleva entre unas dos y tres horas, y es importante visitar cada una de las ciudades y detenerse a contemplar la magia de la selva a cada momento.

Cenote Multum Há

Es uno de los tres cenotes que integran la Ruta de los Cenotes de Cobá y hasta donde es necesario llegar en vehículo o taxi.

Su nombre significa “Cerro de piedras en el agua” y es un mágico lugar para disfrutar de los ríos subterráneos.

Luego de bajar 18 metros por unas escaleras de madera, llegas hasta una enorme cueva repleta de estalactitas que es imposible no quedarse asombrado deleitando el lugar.

La temperatura desciende bastante, por lo que es recomendable ir en días de mucho calor, para aprovechar y refrescarse debajo de la tierra.

Como siempre, las aguas de los cenotes son revitalizantes, por lo que quedarse un par de horas nadando en estas pozas naturales, no tiene desperdicio alguno.

Recordá no ponerte protector solar ni cremas antes de ingresar a los cenotes, ya que las aguas se contaminan y, con ella, su fauna.

El valor de este cenote y cualquiera de los otros dos es de $100 mexicanos ($5 dólares) por persona y se consiguen en la entrada de la zona arqueológica o en la casilla que está sobre la ruta, en el ingreso de los cenotes…

Zona arqueológica de Muyil

Una de las menos visitadas de la Península, pero muy interesante y rica en cultura.

Su nombre se debe a una de las dos grandes lagunas localizadas cerca del recinto. Los edificios son de estilo arquitectónico Petén. Esta ciudad maya se concentraba en el comercio ya que tenía una ubicación estratégica en la ruta comercial a través del Mar Caribe y de los canales de la región.

El gran Castiilo de Muyil. Foto: Revista Milénica

El Castillo es la construcción más grande e importante de la zona. Con 17 metros de altura y formada por cinco cuerpos.

Muyil se encuentra a 22 kilómetros de Tulum y a 150 de Cancún, se llega por la carretera federal número 307.

El valor de la entrada es de $50 por persona y abre todos los días de 8 a 17 hs. Dato: Los domingos el ingreso es gratis para mexicanos.

Reserva Siaan Kaan y Laguna de Muyil

Una vez que terminas de recorrer la zona arqueológica de Muyil, tenés la posibilidad de ingresar a la Reserva Siaan Kaan y recorrer toda la selva hasta llegar a la hermosa Laguna de Muyil. Acá también se paga una entrada para ingresar, de un valor de $50 mexicanos.

Un puentecito de madera, te hará perder en medio de la fauna y flora nativa hasta llegar al mirador desde donde podrás tener una vista de trescientos sesenta grados de toda la zona.

Camino a la Laguna Muyil en medio de la selva maya

El recorrido finaliza en el ingreso de la Laguna de Muyil, desde donde salen lanchas que te llevan a recorrer toda la Reserva y a flotar por los caminos de agua trazados por los mayas.

Nosotros no lo hicimos pero, para que tengas en cuenta, el precio ronda los $1000 mexicanos por persona ($50 dólares).

Zona hotelera

Es el spot infaltable de Tulúm. Un pasaje comercial de alrededor de cuatro kilómetros que se extienden desde la carretera Cobá Sur hasta el comienzo de la Reserva Siaan Kann desde Boca Paila, luego del Arco Maya.

Hoteles boutique y de diseño, cafecitos, restaurantes, bares y tiendas de ropa y accesorios, abren sus puertas desde la mañana hasta la noche, recibiendo a miles de turistas de todas partes del mundo que llegan cada día para disfrutar del entorno caribeño y de glamour que se siente en esta parte de Tulúm.

Con Enjoy Tulúm por la zona hotelera

Aquí te recomendamos hacer un brunch en Los Bowls de Guadalupe, un lugar super saludable y con platos hechos en casa.

Allí vas a encontrar muchos de los instaspot que son elegidos para tomar la fotografía típica que luego se publicará en Instagram.

El mejor momento para visitarla es por la mañana temprano, porque hay poca gente y se puede disfrutar a pleno.

Llegando al mediodía, el pasaje empieza a llenarse de autos, taxis y bicicletas y, a medida que pasa el tiempo, el tráfico aumenta, haciendo que se vuelva un camino lentamente transitable y, hasta muchas veces, tedioso.

Podés hacerla en bicicleta pero, si hace mucho calor y no tenés ganas de pedalear, rentar una scooter en Enjoy Tulúm es una buena opción. Además de que vas a evitar las largas filas y disfrutar mucho mejor de la zona.

Y si te cansaste de tanto shopping y buscas espacios naturales para relajarte, el Cenote Encantado es un buen lugar para pasar el día y nadar en las aguas cristalinas y frescas de esta maravilla milenaria. Tiene un valor de $50 por persona y, además podés hacer Kayak y paddle board.

1
Me gustaMe gusta
0
Me enamoraMe enamora
0
Me divierteMe divierte
0
Me asombraMe asombra
0
Me entristeceMe entristece
0
Me enojaMe enoja
Gracias por reaccionar!